CONÓCENOS     

Ecuador descubre dos insectos controladores naturales de plagas en cítricos

Luego de 36 meses de investigación, que incluyeron observaciones y muestreos de campo, en Ecuador se descubrió la presencia de dos insectos que sirven como controladores naturales de plagas que afectan a plantas de cítricos y plantas ornamentales, como el mirto.

Se trata de Diaphorencyrtusaligarhensis (Hymenoptera: Encyrtidae) que es un parasitoide específico que controla la plaga Diaphorinacitri o psílido de los cítricosy deTamarixiaMercet (Hymenoptera: Eulophidae), que es un agente de control biológico para diversas plagas de psílidos y triózidos.

El psílido de los cítricos, Diaphorinacitri, es un insecto nativo del sudeste asiático, que está presente en la India, Arabia Saudita, Islas Mauricio y Reunión, Florida, Texas, Venezuela, Brasil, Uruguay, Argentina, Colombia, México, Ecuador y en algunas regiones del Caribe y América Central.

Debido a su distribución y características biológicas es el más importante vector del HLB o “Greening”, principal enfermedad de los cítricos a escala mundial, y que pueden causar deformaciones en las plantas de cítricos, así como coloraciones variadas en los frutos y otros. La enfermedad reduce la producción y toda planta infestada debe ser eliminada para evitar la diseminación de este.

Los controladores naturales de plagas permiten tener una agricultura más limpia, sustentable, ya que no se requiere el uso de agroquímicos.

Según Mariuxi Gómez, asesora científica del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) y miembro de la Red de Expertos en Protección Vegetal, la presencia de D. citri fue relatada en Ecuador desde 2014, pero no se habían reportado enemigos naturales que mantuviesen en equilibrio las poblaciones de este insecto.

Gómez indicó que en noviembre del año pasado un grupo de investigadores nacionales y extranjeros constató, en diferentes puntos de la provincia del Guayas, la presencia natural de los parasitoides Diaphorencyrtusaligarhensis (Hymenoptera: Encyrtidae) y Tamarixia Mercet (Hymenoptera: Eulophidae).

“Es importante resaltar que Diaphorencyrtusy Tamarixia son utilizados en diferentes regiones del mundo como uno de los principales agentes para el control biológico clásico del psílido de los cítricos”, dijo Gómez.

Este es el primer reporte para Ecuador de las dos especies. El grupo de investigadores que realizó este trabajo científico estuvo conformado por técnicos de la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro (Agrocalidad), entidad adscrita al MAGAP, así como por Nivia Da Silva Dias-Pini, investigadora de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (EMBRAPA); de Valmir Antônio Costa, del Laboratorio de Control Biológico, del Centro Experimental del Instituto Biológico en Campinas; y por John S. Noyes, del Natural History Museum of London, además de Mariuxi Gómez Torres, especialista en Entomología Agrícola, quien ha realizado trabajos similares en Brasil y Argentina.

Resultado de trabajo coordinado

Esta sinergia científica-técnica se produjo mediante la Red de Expertos en Protección Vegetal, una iniciativa apoyada por el MAGAP, donde convergen investigadores que trabajan por la defensa fitosanitaria, la conservación y el uso sostenible de la agrobiodiversidad, así como la seguridad alimentaria del país.

En la red participan profesionales que trabajan en temas biológicos y de los cuales alrededor de 40 son ecuatorianos.

El ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, Javier Ponce Cevallos, indicó que “precisamente se trata de compartir informaciones científicas y técnicas para el manejo integrado de las plagas agrícolas. Hay que tener en cuenta que buscamos permanentemente incorporar factores orgánicos para los procesos agropecuarios”.

Ponce precisó que estos insectos benéficos, que permiten realizar el control biológico diversas plagas, ya fueron registrados y consideró que el hallazgo de estos parasitoides es un paso fundamental para potencializar al control biológico como una táctica para el control de plagas agrícolas en nuestro país.

“Este es un paso importante para Ecuador a nivel científico. Queremos que todos los productores ecuatorianos se contacten con la Red de Expertos en Protección Vegetal para que puedan introducir agentes de control biológico, en el cuidado de sus plantaciones”, manifestó el Ministro.

La importancia del control biológico

Gómez destacó que el descubrimiento de insectos, que actúan como controladores naturales de otras plagas, permitirá tener una agricultura más limpia, sustentable, debido a que se evitará el uso indiscriminado de agroquímicos que pueden afectar al ambiente.

El titular del MAGAP afirmó que el control biológico juega un papel importante en la agricultura, pues cumple las mismas funciones de un elemento químico, pero de forma más amigable con la naturaleza y los suelos.

Con esta investigación también se beneficia a los productores que buscan exportar la fruta. “Los nichos de mercado de la producción orgánica son muy exigentes, pero que al mismo tiempo tienen mejores condiciones y debemos apuntar a ese tipo de mercado”, mencionó Javier Ponce.

Para Isaac Ubillus, ingeniero agrónomo y especialista agroforestal, los controladores biológicos –como el caso de los insectos registrados- contribuyen a evitar el uso excesivo de agro químicos, que a su vez pueden afectar la salud de las personas, además de controlar a plagas que por un uso inadecuado de químicos, se vuelven resistentes.

Vicente Villafuerte, propietario del banco de germoplasma del vivero turístico El Paraíso, sector Yamate, cantón Patate, provincia de Tungurahua, manifestó que el control biológico es la revisión permanente de la base prima de la planta, desde el momento en que se siembra la semilla para que no se contagie y pueda desarrollar un fruto sano y robusto.

Para Mariuxi Gómez, al ser Ecuador un país megadiverso ofrece un potencial enorme para encontrar recursos genéticos, en la microfauna, que contribuirían a controlar, de manera natural, plagas o enfermedades que afectan a los cultivos, y así tener una agricultura en la que trabaje con metodologías modernas de protección de nuestros recursos y que permitan un adecuado monitoreo en las áreas donde se trabaja con productos de consumo local y de exportación.

Manifestó que hasta el momento no existe un inventario de la diversidad a este nivel y como consecuencia el país no posee una legislación específica para la protección, comercio e intercambio de estos materiales genéticos, con lo que se evitaría que otras naciones, personas o empresas las distribuyan de forma libre e indiscriminadamente.

#ProtecciónVegetal

Sky Bet by bettingy.com